agencia1-600x600.png
agencia1-600x600.png

El blog de Inbound Marketing

para atraer tráfico, gestionar oportunidades y cerrar ventas

La web de mi bufete de abogados tiene visitas pero no llaman clientes

“Tengo visitas a la web de mi bufete de abogados pero no veo que eso me traiga negocio. Los clientes no me llaman.”

Conoces la importancia que tiene una web para tu despacho de abogados y por eso, tienes una. Observas que tienes visitas a la web, lo cual quiere decir que hay personas interesadas en los servicios que ofreces.

Sin embargo, a pesar del tráfico que puedas estar generando, no consigues obtener nuevos clientes. Y eso que no paras de ver, escuchar, leer,… lo efectivo y “poderoso” que es Internet a la hora de captar clientes para despachos de abogados.

Así que te preguntas ¿Y por qué yo no logro conseguir clientes a través de Internet para mi bufete?

Lo cierto es que el mundo online abre un abanico de posibilidades para las firmas de abogados que necesitan captar nuevos clientes. Lo que ocurre es que para hacer efectiva y exitosa la captación de clientes, hay que trabajar y hacerlo bien.

Puede sonarte evidente pero, como ya mencionaba en otro artículo (qué tipo de web necesitas para tu despacho de abogados), los resultados dependen de lo que estés dispuesto a invertir (esfuerzo, tiempo, dinero,...). Y esta idea no siempre la tenemos presente.

De modo que, si te sientes identificado con esta situación te recomiendo que le pongas solución cuanto antes, para que así los esfuerzos en marketing online comiencen a hacerse visibles (tangibilizarse en más ventas).

Y para resolver tu problema, primero tienes que entenderlo. Por ello, lo que te cuento a continuación no es más que una reflexión para ayudarte a identificar o al menos acercarte al origen de tu problema: la web de tu despacho de abogados genera visitas pero los clientes no te llaman.

¿Por qué tengo visitas a la web de mi despacho de abogados pero no consigo más clientes?

Voy plantearte tres situaciones por las que podrías estar pendiendo oportunidades de venta para tu firma de abogados:

1. Tienes visitas a la web de tu despacho de abogados pero ¿Cuánto tiempo duran navegando? ¿Interactúan con ella?

Analizar las visitas a la web de tu bufete de forma aislada no es una buena idea, ya que podrías estar despreciando otro tipo de información igualmente valiosa. En concreto, me estoy refiriendo al tiempo que pasan los usuarios navegando por tu web, el número de páginas que visitan dentro de ella y si interactúan o no.

Así que puede que estés recibiendo tráfico web pero los visitantes no estén teniendo una buena experiencia de usuario. Por tanto abandonan rápido y sin hacer ninguna acción en la página.

En consecuencia ¿Cuál crees que es el interés de estos visitantes? ¿Qué probabilidades hay de que alguien con muy poco interés contrate finalmente los servicios jurídicos de tu firma? Muy pocas.

Algo está fallando y debes averiguar qué es. Puede que tu web no esté preparada para verse de manera óptima en dispositivos móviles. O que la estructura de la web sea tan compleja y enrevesada que el usuario sea incapaz de navegar por ella o encontrar lo que busca. O que tenga un aspecto visual poco cuidado o desactualizado. O que los contenidos y la redacción no sean los adecuados. O que los tiempos de carga de tu página sean excesivos.

 barra-inboundmas-1

“El 53 % de los usuarios abandonan las páginas web que tardan más de 3 segundos en cargar”.

Datos de Google

barra-inboundmas-1

2. ¿Trabajas la conversión en la página web de tu bufete?

Por mucho tráfico que pueda estar atrayendo la web de tu bufete de abogados, ya sea porque esté bien posicionada en los buscadores, por el movimiento en redes sociales o simplemente por tener una gran reputación, ninguna de esas visitas significa nada a no ser que esos visitantes se conviertan en clientes reales.

Si tu sitio web no es capaz de convertir, todo el tráfico y todas esas oportunidades potenciales se desperdiciarán. 

La conversión es uno de los puntos débiles más comunes en las páginas web de los despachos de abogados. La mayoría se preocupa por transmitir una imagen seria y profesional de sus despachos. En cambio, olvidan que hay que invitar a los usuarios a dar un paso más (ponerse en contacto, pedir más información, solicitar presupuesto, hacer una llamada,…) y señalar el camino que deben seguir. Los usuarios necesitan instrucciones para seguir adelante.

Para hacer esto posible, se utilizan lo que en marketing se denominan “llamadas a la acción” o “calls to action”.

barra-inboundmas-1

Qué es un Call to Action y para qué sirve [+consejos para crearlo]

barra-inboundmas-1

 

Quiero detenerme un momento para aclarar lo que quiero decir con “señalar el camino que deben seguir”.

Muchos de los visitantes que llegan a tu web, tienen un problema pero aún no están preparados para decidir contratar los servicios de abogacía de tu firma. Por tanto, es poco probable que se pongan en contacto en ese momento. Pero…

¿Quiere decir esto que hay que dar por perdidos a esos usuarios? En absoluto. O al menos, no a todos. Quizá lo que necesitan es un poco más de tiempo e información para decidir.

Por eso, es importante preparar contenido en tu web para estos clientes potenciales que aún no están preparados para contratar ningún servicio y guiarlos con “calls to action”.

 

barra-inboundmas-1

¿Te está resultando útil? Compártelo con más personas :) 

¿Por qué tengo visitas a la web de mi bufete de abogados pero no consigo más clientes? icono_twitter

barra-inboundmas-1

 

 

3. ¿Son suficientes visitas? Para que se conviertan en clientes quizá necesites generar más tráfico web

Lo ideal sería que todos los visitantes que entrarán en tu web se pusieran en contacto contigo y se terminasen convirtiendo en clientes reales para tu despacho, ¿verdad?

Sin embargo, no debes formarte falsas expectativas de lo que una web es capaz de conseguir. De hecho, esa situación no se cumple en ninguna industria o sector.

Cada uno tiene su embudo de conversión, así como una tasa de conversión diferente. De este modo, una tienda de ropa online tendrá una tasa de conversión (el porcentaje de visitantes web que se convierten en clientes reales que compran) mucho mayor que la que pueda tener una despacho de abogados.

Imagina que tu tasa de conversión de visitantes web a clientes es del 0.1%. Es decir, el 0.1% de las personas que entran en tu página web se terminan convirtiendo en clientes de tu despacho.

Esto supone que si visitan tu web 1000 personas al mes, conseguirás 1 cliente cada mes. De modo que si quieres 5 clientes al mes (manteniendo constante la tasa de conversión), necesitas aumentar el tráfico web hasta 5.000 visitas mensuales (5/0.1%).

A medida que aumentes tu tráfico web, aumentan las probabilidades de convertir esas visitas en clientes potenciales de tu despacho.

 

Conclusión

Con esta reflexión, habrás podido comprobar que tener una página web para tu despacho de abogados y atraer tráfico es una condición necesaria pero no suficiente para captar clientes para tu bufete. Es necesaria una estrategia de marketing jurídico, donde se integre un conjunto de acciones que hagan posible el objetivo final de conseguir clientes para tu bufete de abogados

barra-inboundmas-1

¿Qué es el marketing jurídico?barra-inboundmas-1

Por otro lado, el motivo por el que tu web atrae visitas pero no es capaz de convertirlas en clientes potenciales puede variar según sea el caso. Identificar este motivo en la mayor brevedad posible y ponerle solución es esencial para competir con éxito en el sector de la abogacía.

Espero que con estas tres situaciones hayas podido aproximarte un poco más al origen de tu problema.

Si aún así, no has encontrado la respuesta que buscabas y necesitas ayuda profesional para identificar tu problema o incluso buscar una solución, contacta con nosotros. Pide tu consultoría gratuita haciendo click en "planifica una reunión ahora" o si lo prefieres llámanos al 954 541 236. 

Nuevo llamado a la acción

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo en tus redes!

Marketing jurídico

Únete a la comunidad de Inbound Marketing

¿Qué tal te ha parecido este artículo? ¡No te quedes con ninguna duda! Escribe tu comentario para que podamos ayudarte a resolverlas ;)